Archivo

Archive for the ‘RR. HH.’ Category

Referrals: el 35% de las incorporaciones de 2017 en avanttic provienen de referencias del #avanttic_team

diciembre 15, 2017 2 comentarios

La incorporación por referrals o referencias es una forma habitual de captación en la cultura anglosajona y no tanto en la nuestra, pero esta tendencia está en auge. De hecho, personalmente me atrevería a decir que no es tendencia, sino que ya es una realidad y que el porcentaje de la aceptación de esta clase de captación de talento dependerá del sector, el perfil profesional y la cultura empresarial.

La recomendación forma parte de la primera fase del proceso de selección, la captación o reclutamiento, pero una vez iniciado el contacto y el proceso de selección como tal, los que toman la responsabilidad de un acuerdo o incorporación son el profesional y la empresa. El proceso de selección debe cumplir siempre la misma escrupulosidad que en casos no referenciados y esto es lo que marca la diferencia entre referenciados y “enchufados”, procesos de selección transparentes, exhaustivos e independientes de la persona que recomienda.

Referrals

Cuando Marc me ofreció la posibilidad de participar en el proceso de selección no dudé en hacerlo, aunque no estaba en búsqueda activa. Que alguien con quien tienes buena relación te comente oportunidades de este tipo, enorgullece y a la vez da confianza.

Las ventajas son claras. Por un lado, para la empresa:

  • Amplia posibles candidatos o el acceso a ellos. En función del tipo de perfil profesional, claro está, pero se trata de acceder a profesionales que no forman parte de redes sociales empresariales o sí que pertenecen a ellas pero no son “activos” o no están suficiente receptivos. O candidatos “pasivos” en el sentido que no buscan un cambio profesional pero puede que estén receptivos a escuchar ofertas interesantes.
  • Reducen tiempo y costes del proceso de selección. Que un compañero haga una recomendación puede ahorrar publicaciones de ofertas, evaluación de currículums y entrevistas. Las recomendaciones no siempre funcionan, en el sentido de que entendemos que quien recomienda no es un “experto en selección” y a menuda desconoce las necesidades específicas de un proyecto o los skills imprescindibles en un perfil profesional. No obstante, compensa la inversión en estos casos en comparación al resto.

Para el profesional:

  • Dispone de información de primera mano sobre la empresa, más allá de los formalismos o información “objetiva” que transmiten los interlocutores “oficiales” de la empresa: recursos humanos, consultores y expertos técnicos o Responsables de Área.
  • Acceden al “mercado oculto”. En ocasiones, algunas necesidades de incorporación no llegan al mercado “visible”, no se publican en portales de empleo o redes sociales sino que se difunden en canales internos como la intranet o la web empresarial. En cualquier caso, es responsabilidad de la empresa facilitar el share para hacer más ágil la difusión de la información, por lo menos en primera instancia.

Para la persona que referencia:

  • El reconocimiento y la confianza que adquiere por parte de la empresa. Como en el ámbito personal, no solemos recomendar a personas (o servicios o lugares) si no estamos mínimamente seguros del éxito. Y viceversa: si alguien no se siente bien, valorado y reconocido por la empresa en la que trabaja, probablemente no la recomendará como un buen lugar para trabajar a personas que aprecia.
  • El intangible de ser partícipe del crecimiento de la empresa de la que forma parte. Y además, incorporando personas en las que se confía, a las que se admira o con las que es un orgullo formar equipo.
  • La recompensa económica: Seguramente no es el motivo principal porque quien recomienda suele tener un sentido de pertenencia a la organización y está alineado con los objetivos de la misma, pero las políticas de bonificación de referencias implican el “premio material” para los “referenciantes”.

El crecimiento en plantilla durante este último año ha sido de un 30% y el análisis de las fuentes de reclutamiento es importante para el equipo de Selección y Desarrollo de Personas. En este sentido el porcentaje de incorporaciones por recomendación en avanttic en 2017 es, por ahora, del 35%.

¡Nos sentimos especialmente orgullosos de lo que implica que el #avanttic_team sea partícipe de nuestro crecimiento! ¡Gracias por hacerlo posible!

Revalidamos nuestros valores

noviembre 14, 2017 Deja un comentario

En avanttic la elección de los valores corporativos ha sido siempre cosa de todos.

Hace tres años decidimos aprovechar una reunión general (ocasión en la que nos reunimos casi toda la plantilla) para hacer una dinámica grupal con el objetivo de escoger los valores de empresa. La actividad consistió en hacer una reflexión individual sobre el concepto de valor, para luego ponernos en contexto de compañía y escoger los más votados en grupos reducidos. Ese mismo ejercicio se hizo poniendo en común los resultados de los diversos grupos, resultando seis los valores que nos representaban.

avanttic ha ido cambiando y creciendo mucho durante estos años y pensamos que sería bueno revalidar esa elección. En la pasada reunión general de octubre volvimos a plantear una dinámica parecida, esta vez con el fin de conocer si los valores escogidos en 2014 seguían siendo vigentes y añadiendo el porcentaje de cumplimiento que consideramos que alcanzamos como organización, entendida ésta como el conjunto de personas que la formamos.

Compromiso, Confianza, Innovación, Profesionalidad, Respeto y Responsabilidad han vuelto a salir los valores más representativos, y por el momento ningún otro ha sido suficientemente votado como para añadirlo a nuestra lista.

Aunque el grado de cumplimiento de cada valor, por parte de avantticsupera en la gran mayoría de los casos el 75%, con esta reflexión tenemos claro dónde es necesario poner el foco para mejorar esos porcentajes. Estamos convencidos de que si trabajamos en ellos y los incrementamos, también lo hará la satisfacción y sentimiento de pertenencia de todos nosotros.

Categorías:RR. HH. Etiquetas: , ,

Somos headhunters, somos curiosos. ¿Todo vale?

Es habitual que los trabajadores de áreas de recursos humanos formen parte de redes sociales, tanto personales como profesionales. Generalmente, las personas de “nuestro gremio” somos sociales por naturaleza y accedemos casi a diario a Linkedin, Twitter, Instagram, Facebook o incluso Pinterest.

Nuestro día a día es Linkedin. Entre otras cosas, claro. Pero si trabajas en RRHH de una empresa IT en crecimiento, linkedin es tu casa. Me siento orgullosa de poder decir que es fácil para mi establecer contactos profesionales interesantes, que llegan a formar parte del #avanttic_team o que quizás lo serán en un futuro. O incluso prescriptores de nuestra empresa porque han recibido un buen trato o, por lo menos, información interesante.

La cosa se pone más interesante cuando nos planteamos si RRHH deben analizar la actividad en las redes sociales de una persona, ya sea un candidato o un trabajador. Quizás la actividad en foros de linkedin o en redes más técnicas tipo GitHub esté más justificado, pero… ¿Y la actividad en twitter, por ejemplo?

La frontera entre lo profesional y personal en twitter está menos definida. Depende de cada uno. ¿Es lícito analizar esta actividad? No hablo de legalidad, hablo de ética. ¿No es una fuente más de información en la que cada uno determina la privacidad? Si es así, ¿por qué no saber si los valores que transmite alguien a través de sus intereses, opiniones o aficiones cuadran con los de la empresa? ¿Y qué pasa con Instagram? Si alguien decide tener un perfil abierto, ¿qué más da “para quién lo esté”? Leer más…

Cuando el crecimiento de la empresa y el desarrollo profesional van unidos

La vocación por la tecnología y trabajar para conseguir los objetivos de nuestros clientes es lo que tenemos en común las personas que formamos avanttic. El “100% Oracle” es la pasión de avanttic y de todos nosotros: lo que comparte la compañía con las personas que la formamos.

En este marco profesional (este contexto que nos engloba) el crecimiento y el desarrollo profesional van unidos. Es una relación bidireccional porque en la medida que avanttic crece, los que estamos aquí crecemos. Y en cuanto cada uno de nosotros nos formamos, mejoramos y avanzamos en nuestra carrera profesional, hacemos posible que avanttic crezca.

Cuando hablo con compañeros o con algunos candidatos sobre desarrollo profesional y posibilidades de crecimiento, suelo decir que estamos en un buen momento y en el lugar adecuado. avanttic crece día a día y eso permite nuestro crecimiento personal. Sólo hay que esperar la oportunidad, por ejemplo un proyecto nuevo que necesite la figura de un coordinador, uno que implique trabajar con una tecnología nueva, una oportunidad internacional…

¿Qué responsabilidad tiene cada uno en esto? ¡Estar preparados! avanttic debe velar por este crecimiento, invirtiendo en certificaciones y en formación técnica y competencial, alineada con la mejora del desempeño y los planes de desarrollo profesional. El equipo debe implicarse, estudiar, investigar y en ocasiones invertir tiempo personal para su desarrollo.

El crecimiento de avanttic conlleva el crecimiento del equipo.

Y si el equipo crece, avanttic es más grande.

Somos soñadores

Los sueños y todo lo que les rodea siempre han sido una de las incógnitas de la humanidad. ¿Para qué sirven?, ¿por qué soñamos?, ¿qué significado tienen? Durante la historia se ha buscado responder a estas preguntas entre muchas otras, pero es cierto que incluso ahora, en pleno auge de las neurociencias, somos incapaces de indicar con certeza el qué, el cómo y el por qué.

Lo que sí sabemos es que se sueña, y se sueña por algo… Soñamos para almacenar nuestros recuerdos, consolidar lo aprendido durante el día, para defendernos de los ataques de la realidad, procesar emociones dolorosas o agradables y, ante todo, para cumplir un deseo, ya sea real o simbólico (Sigmund Freud). De ahí que se diga:

“voy a cumplir un sueño” = “voy a cumplir un deseo”, ya sea real o simbólico

Así que podríamos decir que también soñamos en estado de vigilia y eso es lo que nos motiva y nos da fuerzas para poder conseguir determinados objetivos, que frecuentemente llamamos sueños.

Esto me lleva a pensar en una frase de El Principito: “Es una locura odiar a todas las rosas sólo porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños sólo porque uno de ellos no se cumplió.” Por lo que no se debe desfallecer porque una parte del sueño no “funcione”, siempre debemos seguir la estela de nuestros deseos.

Todo esto lo podemos aplicar a las organizaciones, en todos sus niveles, porque necesitamos líderes que sueñen cómo debería ser su organización, que la imaginen y así motiven e ilusionen a su equipo con esa posible realidad. Para forjar una actitud de cambio resulta esencial que los líderes se mantengan fuertes en la consecución de ese sueño y que, a la vez, contagien el proyecto a partners, clientes y miembros de la organización. El presente y futuro es para aquellas organizaciones capaces de desarrollar servicios, soluciones y productos que sean útiles, y hay que soñar para imaginarlos.

Ahora recuerdo una idea que nos trasmitió la Catedrática Nieves Rodríguez Brisaboa, el pasado noviembre, en la entrega de diplomas a los alumnos de la Escuela Superior de Informática de la Universidad de Castilla-La Mancha. Una idea que aclaraba el objetivo final de los informáticos, que nos explicaba Nieves que no es otro que ayudar a las personas a resolver sus problemas, mejorando sus vidas y la ejecución de sus tareas diarias. Para ello el soñador debe imaginar, visualizar, analizar y describir alternativas; apasionarse por ese deseo y por hacerlo realidad.

Podemos afirmar que el ser humano es una especie capaz de soñar con realidades inexistentes, de compartirlas y trabajar en ellas conjuntamente para que esos sueños sean mañana una realidad.

PON TODO TU CORAZÓN, TODA TU MENTE Y TODA TU ALMA EN TODO LO QUE HACES, PORQUE SÓLO ASÍ LOS SUEÑOS SERÁN UNA REALIDAD.

¿Por qué RRHH necesita evolucionar a “Desarrollo de Personas”?

¿Cuántas veces hemos oído que las personas no son recursos? ¿Por qué seguimos nombrando las cosas como antaño si ya no representan lo actual?

En avanttic creemos en las personas y en su potencial. Pensamos que es de vital importancia el desarrollo personal de todos los que formamos parte de la empresa y es por eso que trabajamos para trazar planes de carrera que favorezcan también nuestro desarrollo profesional.

Cuidamos especialmente todo lo relacionado con las personas. Eso es patente desde el primer contacto con los candidatos en el proceso de selección y continua durante la acogida y el seguimiento continuado que ofrecemos a nuestros consultores como parte del acompañamiento en su proceso de crecimiento.

El Departamento de RRHH de avanttic intenta despojarse de todo lo relacionado con la administración de personal y se centra en el desarrollo y la gestión del talento, invirtiendo siempre que es posible en el empoderamiento de las personas.

Muchas veces pienso que el nombre del Departamento no es el más adecuado… ¿No sería más conveniente llamarle Departamento de Desarrollo de Personas (D.PP.)?

Si te interesa unirte a avanttic contáctanos en rrhh@avanttic.com

Ambiente laboral

La falta de motivación, las pocas expectativas de crecimiento profesional, la incertidumbre que plantea un contrato temporal… todo ello influye en un mal ambiente laboral, un ambiente que condiciona nuestro día a día. Ese ambiente tóxico de rivalidad que hace luchar al consultor por anclarse en el puesto de trabajo, sin compartir información por querer tener el control… Cuando hablamos de consultoría parece que lleva implícito todas estas situaciones y es por esto que el trabajo de selección se hace realmente complicado… ¿Cómo “vendes” tu empresa, si de base, los candidatos ya vienen con esta idea?

En nuestro caso atraer a los candidatos es algo más fácil porque marcamos la diferencia en muchos puntos: especialización, profesionalidad…, pero de todos yo destacaría uno, que para mí es fundamental: ¡el buen ambiente laboral!

Este buen ambiente viene dado tanto por lo que aporta cada uno de los trabajadores de esta empresa como por las condiciones que ofrecemos en avanttic: contratos indefinidos, rangos salariales competitivos, posibilidad de crecimiento personal y profesional, formación, etc.

Además estoy convencida de que un buen ambiente laboral te motiva, a crecer y aprender, a compartir conocimientos, a trabajar en equipo, a sentirte parte de algo y, sin quererlo, te conviertes en una pieza clave en ese crecimiento.

Cuando tienes la suerte de disfrutar un buen ambiente laboral, ¡todo es mucho más sencillo!