Inicio > RR. HH. > Cuestión de actitud

Cuestión de actitud

Hace un tiempo que vi esta charla TED de Víctor Küppers sobre la actitud. Pensé que debía escribir sobre ello porque al verla me recordó a algunas personas y profesionales que me rodean.

image (6)

“Somos bombillas”. Gran comparación que me recuerda a algunas personas de avanttic. Me pregunto por qué y pienso en el trato personalizado que va más allá. Creo que además de la parte profesional como tal somos cercanos, francos, damos nuestra opinión personal y “nos mojamos” en nuestras valoraciones y decisiones.

Cuando un responsable de área se preocupa por su equipo y “pelea” por él o cuando cambia asuntos personales por acompañar a un nuevo compañero el primer día que va a un cliente, o cuando un consultor hace una evaluación técnica de un candidato antes de irse durante un tiempo a un proyecto internacional,  o cuando un comercial asesora realmente a un cliente con el riesgo que eso no sea “de su agrado” pero le puede ayudar en un futuro, o cuando un directivo cena con un consultor y entre los dos buscan soluciones técnicas -y personales-… Ejemplos de lo que implica ir más allá de la orientación al cliente o el cuidado de los trabajadores. Eso es orientación hacia las personas, tengamos el cargo que tengamos. Eso es nuestra actitud o por lo menos la de muchos de nosotros.

“La A multiplica”. El corazón de la charla:

actitud

Y eso que parece sencillo de aplicar en el ámbito personal, ¿por qué iba a ser más complicado en el profesional? Estoy convencida de que una buena actitud laboral suele producir buenos resultados empresariales. Ya partimos de la calidad técnica (C) y del nivel de competencias (H)… pero su “A” es lo que les hace mejores. Y esa actitud se valora, se reconoce y “vuelve” a ellos.

Hay cosas difíciles de cuantificar y por eso las evaluaciones del desempeño son una gran herramienta, el poder dar responsabilidades o dejar margen de maniobra para trabajar en cuestiones no habituales en nuestras funciones. Eso motiva y retroalimenta.

“Ponte ilusiones”. Y disfruta de lo que tienes. Algunos estaréis pensando en que “hay vida más allá del trabajo”. ¡Claro que sí! Pero ¿por qué no “vivir” mientras estamos trabajando? Disfruta del “proyecto marrón” o de aquel que no estaba bien planificado, valora los compañeros que se implican para echarte una mano y participa en las propuestas que te hacemos. Eso es actitud.

En definitiva, la actitud es lo que nos diferencia como profesionales, como personas y como empresa.

#ADNavt  #avanttic_team #avanttic_lives

Categorías:RR. HH. Etiquetas:
  1. Cristina Morales
    octubre 25, 2016 en 10:02

    Buen artículo. la actitud marca la diferencia, sin duda!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: